Principios y Roles

Principios

Separación de roles:

Hace referencia a la rígida separación que debe darse entre las partes (Fiscal-Defensor-Juez) y, en general, con el cumplimiento del papel asignado a cada una de las personas que intervienen en el proceso penal.

Oralidad:

(Art. 9 L.906/2004). De acuerdo con este principio, todas las actuaciones que se surtan en el proceso deben realizarse de forma oral. Con este principio se busca acabar con los grandes expedientes que caracterizaban al sistema mixto y contribuir a la celeridad y concentración de los procesos penales.

Inmediación:

(Art. 16 L. 906/2004). Es la relación que el juez debe tener no sólo con las partes sino también con los peritos, testigos y demás medios de prueba, de ahí que sólo puedan tenerse en cuenta como tales las que se hayan producido o incorporado de manera oral y pública ante el juez de conocimiento encargado de tomar la decisión.

La inmediación es otra de las grandes novedades introducidas con el sistema con la cual se elimina la posibilidad que tenía el fiscal para practicar pruebas y valorarlas al momento de realizar la formulación de acusación.*

Concentración:

(Arts. 17 y 454 L. 906/2004) Implica que los hechos a debatir y las pruebas que se practiquen deben realizarse en audiencias continuas. Con este principio se contribuye a que el juez tenga la oportunidad de realizar una valoración más integral del acervo probatorio, mejorando con ello la calidad de las decisiones judiciales.

Publicidad:

(Art. 18 L.906/2004) Salvo las actuaciones que tengan carácter reservado, las demás que se surtan durante el proceso penal deben ser públicas, no sólo para las partes e intervinientes sino también para la comunidad.

Contradicción:

(Art. 15 L.906/2004) Es el derecho con el que cuentan las partes para presentar pruebas, controvertirlas y conocer informaciones relacionadas con la investigación.

Reserva judicial de la libertad:

(Art. 297 L. 906/2004). Únicamente el juez puede tomar decisiones relacionadas con la libertad de las personas. De esta manera, la antigua potestad con la que contaba el Fiscal para ordenar capturas queda ahora en manos del juez de control de garantías.

* Sobre la importancia de este principio, los Doctores. Jaime Granados Peña y Mildred Hartmann Arboleda anotan que “Debe ser la persona que emitirá el veredicto quien presencie el desempeño del testigo, quien observe cómo contestó a las preguntas de quién lo llamó como testigo, pero sobre todo las de la contraparte. Es la inmediación la que contribuye a que las pruebas correspondan a la verdad”. (El diseño del nuevo proceso penal constitucional. En: Reforma Constitucional de la Justicia penal, Corporación Excelencia en la Justicia, p. 93)

 


 

Roles

Fiscal

  • Encargado de coordinar y dirigir la investigación penal y, con base en el acervo probatorio, actuar como ente acusador en el proceso.
  • Para adelantar esta tarea, los fiscales se valen de los órganos que ejercen funciones de policía judicial, quienes recogen la evidencia física y los elementos materiales probatorios que permiten esclarecer la tanto la existencia de la conducta punible como la responsabilidad de sus autores y partícipes.

 

Defensor

  • Pueden ser públicos o de confianza. Están a cargo de la defensa técnica del procesado.

 

Juez

  • Los jueces pueden clasificarse de acuerdo con su papel en el proceso en (i) jueces de control de garantías y (ii) jueces de conocimiento.
  • Actúan como jueces de control de garantías en las audiencias preliminares para proteger los derechos fundamentales del presunto autor del delito y como jueces de conocimiento en las audiencias de imputación, acusación, preparatoria y de juicio como directores y árbitros del proceso, definiendo la responsabilidad penal de los acusados.

 

Ministerio Público

  • Encargado de defender el orden jurídico, el patrimonio público y los derechos y garantías fundamentales. (Art. 109, L.906/2004)

 

Víctimas

  • Son víctimas las personas que hayan sufrido algún daño directo como consecuencia directa del delito. (Art. 132, L.906/2004).
  • Las víctimas pueden intervenir en todas las fases del proceso penal en busca a los derechos a la verdad, justicia y reparación. (Art. 137, L.906/2004)

 

Policía Judicial

  • Es la función concerniente al apoyo técnico, científico y operativo que prestan algunas organizaciones de carácter público para el recaudo de la evidencia física y elementos materiales probatorios que sirvan para esclarecer tanto la existencia de la conducta punible como la responsabilidad de sus autores y partícipes.
  • La policía judicial puede clasificarse en (i) Permanente, (CTI de la Fiscalía, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y la Policía Nacional) (ii) Transitoria, (entidades que de manera temporal y a través de resolución emitida por el Fiscal General adquieren la responsabilidad de apoyar la investigación penal en materias que por su especialidad no pueden ser llevadas a cabo por la Policía Judicial permanente y (iii) Especial: cuando la función de policía judicial recae de forma permanente y especial en la Procuraduría General, la Contraloría General, los alcaldes, las entidades de inspección y vigilancia, los inspectores de policía y autoridades de tránsito, todas en relación con las actividades relacionadas con sus funciones

 

Insituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses

  • Es la entidad pública adscrita a la Fiscalía General de la Nación, cuya función es la de prestar soporte técnico-científico a la Administración de Justicia del país según lo establece el Decreto 261 de 2000. Asimismo, y en concordancia con el nuevo esquema acusatorio, el organismo estará a cargo de de brindar auxilio y apoyo técnico-científico al imputado cuando este o su defensor lo soliciten tal como lo establece el Art. 204 del Código de Procedimiento Penal vigente.